06/02/2017

Una beba fue llevada a un curandero y murió deshidratada


Alrededor de las 19 del domingo se produjo la muerte de una menor de 8 meses de edad. Los médicos pidieron que la justicia investigue el hecho, dado que había evidencias de abandono de persona.


El hecho se registró en la tarde noche del domingo, alrededor de las 19, en el Hospital San Roque, de la Ciudad de Esquina. Una niña de solamente 8 meses de edad falleció a raíz de una deshidratación severa.

 

A causa de esto, los médicos decidieron informar a las autoridades policiales el hecho, ya que sospechaban que hubo abandono de persona y pidieron que se investiguen los pormenores.

 

Según versiones, ante las primeras dolencias, los padres la llevaron a un “curandero”, en lugar de un médico y esto le causó el deceso.